Cómo se fabrica la pulpa de papel


EXPLICACIÓN BREVE DEL PROCESO

 El proceso de fabricación de productos de pulpa moldeda de papel consiste en tener una emulsión ligera de fibras de papel y cartón en agua que fluye por una tina en la que se sumerge el molde deseado. Este molde es básicamente una malla con la forma en negativo del producto final. Una máquina se encarga de succionar la emulsión a través de la malla; de este modo las fibras de papel y cartón quedan adheridas a la malla y toman la forma de ésta y el agua es extraída parcialmente, dejando así un producto con la forma deseada, pero con alta humedad. El espesor del producto se calibra regulando el tiempo que la máquina succiona a través del molde. Un contramolde se encarga de extraer el producto húmedo de la malla mediante succión. Este producto pasa a un horno de secado y luego se empaca, con lo que finaliza el proceso.

Los moldes y contramoldes son diseñados íntegramente en programas de dibujo en 3 dimensiones, como Rhino o Autocad 3D. En el diseño se debe considerar que el producto debe poder ser desmoldado fácilmente de la malla por el contramolde, por lo que es importante tener en cuenta los ángulos de salida. Un producto con paredes muy verticales no desmoldará. Del mismo modo, un producto muy alto también será más difícil de desmoldar y consumirá mayor tiempo. Idealmente las alturas deberán tener un máximo de 14cm y el área de la base un máximo de 1500cm2. También es necesario considerar que el costo del molde suele ser elevado, por lo que los productos con moldes grandes serán notablemente más caros si la producción no es muy alta.

Es recomendable para quienes deseen familiarizarse con los productos de pulpa moldeada de papel que examinen algunos que se encuentran fácilmente en el mercado, como bandejas para huevos, bandejas para manzanas, protectores de equipos electrónicos, hormas de zapatillas, drink carriers, etc. En Internet es fácil encontrar catálogos de fabricantes de estos productos.